Publicación

Cierre de espacio aéreo a los Boeing 737 Max ¿circunstancia extraordinaria?

Foto noticia

El pasado martes 12 de marzo la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) dio a conocer el cierre del espacio aéreo de la Unión Europea a los modelos de aeronaves Boeing 737 Max 8 y Boeing 737 Max 9. La medida se acordó después del accidente sufrido el pasado 10 de marzo por un Boeing 737 Max 8 de la aerolínea “Ethiopian Airline”, en el que fallecieron 157 personas. 

Este accidente fue el último, y el más grave,  de varios incidentes que estos modelos de aeronaves sufrieron desde su  puesta en servicio. La decisión adoptada por la Agencia de la Unión Europea  se sumaba a las medidas  tomadas por China, Australia y Canadá, entre otros, y a la que se unió con un par de días de retraso, Estados Unidos.

La expulsión del espacio aéreo de las aeronaves señaladas conllevó la cancelación de numerosos vuelos de compañías que operaban con los modelos prohibidos tales como, Norwegian, Aerolíneas Argentinas o Aeroméxico, entre otras, dejando en tierra a multitud de pasajeros con origen y/o destino en territorio de la Unión Europea.

Con el pensamiento puesto en los pasajeros afectados cabe preguntarse si tendrán derecho a la indemnización dineraria establecida en el artículo 7 del Reglamento (CE) nº 261/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de febrero de 2004, por el que se establecen normas comunes sobre compensación y asistencia a los pasajeros aéreos en caso de denegación de embarque y de cancelación o gran retraso de los vuelos, y se deroga el Reglamento (CEE) nº 295/91.

No hay duda alguna que estos pasajeros tienen derecho a ser ubicados en un transporte alternativo de características similares que les sitúe en su destino o bien a que les sea reembolsado el importe íntegro del precio pagado por los billetes de los vuelos cancelados. Elección que, recordemos, corresponde al pasajero afectado. Tendrá derecho además a ser asistido en sus necesidades de conformidad con lo dispuesto en el artículo 9 del citado Reglamento (CE) nº 261/2004 hasta el momento en que se resuelva la incidencia que les afecte; lo cual ocurrirá cuando, de acuerdo con la elección del pasajero entre las alternativas antes señaladas, vean satisfechos sus intereses.

¿Circunstancia extraordinaria?

Pero ¿qué ocurre con el derecho a compensación previsto en el artículo 7 del Reglamento (CE) nº 261/2004? ¿Podemos considerar el cierre del espacio aéreo a los indicados modelos de aeronaves una circunstancia extraordinaria prevista por la normativa como eximente del deber de compensar económicamente a los pasajeros afectado

El interrogante planteado parece tener una única y clara respuesta: La decisión adoptada por EASA y el consiguiente cierre del espacio aéreo para los Boeing 737 MAX constituye una circunstancia extraordinaria ya que de forma alguna hubieran podido evitarse los hechos tratados debido a lo imprevisto de la decisión que los motiva. Así lo ha manifestado la propia Agencia Europea de Seguridad Aérea.

Ahora bien, ya se han levantado voces discrepantes con esta posición capitaneadas por diferentes organismos de defensa de los consumidores que disienten declarando que los hechos descritos no constituyen una circunstancia extraordinaria ya que, teniendo presente el histórico de problemas con los Boeing 737, era previsible que tarde o temprano bien las Autoridades que velan por la seguridad aérea, como ha ocurrido, o el propio fabricante de las aeronaves decretaran su paralización. Esta postura defiende que, a excepción de los vuelos cancelados en las horas más próximas a que se publicará la prohibición, no concurre en estos supuestos los componentes de imprevisibilidad e inevitabilidad necesarios para que se aprecia que estamos frente a una circunstancia extraordinaria.

Aún no conocemos qué argumentos acogerán los tribunales de justicia de los distintos Estados miembros de la Unión Europea en la resolución de las reclamaciones de pasajeros que se les presentarán. Los órganos judiciales se verán en la encrucijada de decidir sobre la cada vez menos aceptada  existencia de circunstancias extraordinarias.  Desde nuestro punto de vista su reconocimiento  debe prevalecer. Si se aceptara su existencia las aerolíneas no estarían obligadas a compensar económicamente a los pasajeros afectados, evitando así el agravamiento que tan grave situación supone para las aerolíneas afectadas

Contáctenos para ampliar información o resolver dudas

Desde el área de Derecho aeronáutico nos encargamos de realizar un asesoramiento jurídico experto junto con la gestión integral de proyectos aeronáuticos desarrollados por compañías aéreas y operadores del sector.

Si quiere plantearnos alguna cuestión no dude en contactar con nosotros.

Logo separador Fórum
Últimas publicaciones
Foto noticia
Principales aspectos de las Conclusiones del Abogado General del TJUE en relación con la cláusula IRPH

septiembre 2019

Foto noticia
Cuatro Juzgados de Madrid ya consideran el cierre imprevisto de Monarch una circunstancia extraordinaria

agosto 2019

Foto noticia
Mayor inseguridad jurídica en la regulación del Plan de Viviendas Turísticas

mayo 2019

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER