Comunicado

Moratoria en los contratos de alquiler de uso distinto de vivienda e industria acordada por el RDL 15/2020 de 21 de Abril

Foto noticia
24 abr. 2020

1.- ¿A qué contratos de arrendamiento se aplica?

A los contratos de arrendamiento de uso distinto de vivienda (art 3 de la LAU) o de industria que estén afectos a la actividad, y que cumplan los siguientes requisitos:

a) El arrendatario sea:

Autónomo o asimilado (Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar o, en su caso, en una de las Mutualidades sustitutorias del RETA).

O una PYME que cumpla sólo una o ninguna de las siguientes características, (art. 257 Real Decreto Legislativo 1/2010 de 2 de julio de Ley Sociedades de Capital) durante dos años consecutivos al cierre de cada de ejercicio.

.- El total de partidas de su activo no supere durante dos ejercicios consecutivos los cuatro millones de euros.

.- El importe neto de su cifra anual de negocios no supere los ocho millones de euros durante dos años consecutivos.

.- O que el número medio de trabajadores durante el ejercicio no sea superior a 50).

a) Que su actividad haya quedado suspendida como consecuencia de la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo por el que se declaró el estado de alarma, o por órdenes dictadas por la Autoridad competente y las Autoridades competentes delegadas al amparo del referido Real Decreto.

b) En caso de que su actividad no haya quedado suspendida, haya sufrido una reducción de la facturación de un 75% en el mes anterior al que se solicita este aplazamiento, teniendo en cuenta la facturación media mensual del trimestre del año anterior.

2.- ¿Qué efectos tiene?

            Hay que distinguir si el arrendador es:

Gran tenedor ( propietario de más de 10 de viviendas en alquiler ) o empresa o entidad pública de vivienda: 

a) La solicitud conlleva de manera automática la concesión de una moratoria en el pago de la renta relativa al mes siguiente de esta solicitud, y que se prolongara al periodo de tiempo que dure el estado de alarma y sus prórrogas y a las mensualidades siguientes, prorrogables una a una, si se mantiene esa situación de afectación, sin que puedan superarse, en ningún caso, los cuatro meses.

b) El aplazamiento no conlleva penalización ni intereses.

c) Dicha renta aplazada se abonará, mediante el fraccionamiento de las cuotas en un plazo de dos años, que se contarán a partir del momento en el que se supere la situación aludida anteriormente, o a partir de la finalización del plazo de los cuatro meses antes citado, y siempre dentro del plazo de vigencia del contrato de arrendamiento o cualquiera de sus prórrogas.

El resto de arrendadores: 

a) Su aplicación requiere el consenso de ambas partes, no hay aplicación automática. 

b) Se permite que las partes acuerden la disposición total o parcial de la fianza depositada para pagar alguna mensualidad de renta o parte de la misma, con la obligación de restituirla en un plazo de un año desde la celebración del acuerdo o en el plazo máximo de vigencia del contrato, si este fuera inferior al año.

 

 3.- ¿Cómo se solicita? Pasos a seguir

El arrendatario debe solicitarlo al arrendador, en el plazo de un mes desde la entrada en vigor de este texto legal y acompañada de la documentación acreditativa de reunir los requisitos exigidos, concretamente:

a) La reducción de actividad se acreditará mediante la presentación de una declaración responsable (en la que, en base a la información contable y de ingresos y gastos, se haga constar la reducción de la facturación mensual en, al menos, un 75 %, en relación con la facturación media mensual del mismo trimestre del año anterior).

Importante: El arrendador podría requerir al arrendatario sus libros contables a fin de acreditar lo expuesto.

b) La suspensión de actividad se acreditará mediante certificado expedido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o el órgano competente de la Comunidad Autónoma, en su caso, sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado.

Importante: Se debe presentar la declaración de cese de actividad.

 

4.- ¿Qué consecuencias se generan de una aplicación indebida?

En ese caso el arrendatario será responsable de los daños y perjuicios que se hayan podido producir, así como de todos los gastos generados por la aplicación de estas medidas excepcionales, sin perjuicio de las responsabilidades de otro orden, que pudieran apreciarse.

Contáctenos para ampliar información o resolver dudas

Si quiere plantearnos cualquier otra cuestión por la situación actual por el COVID-19 no dude en contactar con nosotros.

Logo separador Fórum
Últimos comunicados
Foto noticia
Las medidas cautelares ¿un mecanismo de protección para los deudores derivados de la crisis del COVID-19?

junio 2020

Foto noticia
Naturaleza del periodo veinte días de espera para el cumplimiento voluntario de las resoluciones de condena firmes.

junio 2020

Foto noticia
Reapertura de los hoteles conforme al plan de desescalada y sus sucesivas fases

mayo 2020

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER